Onomástica San Benito. 11 de Julio

santo-200En el día que celebramos la onomástica de nuestro Patrón San Benito Abad, necesitamos hacer referencia a los valores que impregnaron su vida. Cantamos en la liturgia la solemnidad del 11 de Julio, San Benito se nos presenta en su vida con perfiles y modalidades que transmiten atracción de santidad a través de su humanidad, con su aura de bondad, su dulzura secreta y profunda, su figura y sus palabras, que irradiaban paz.
Los tiempos que corren, pueden ser muy parecidos a los que San Benito tuvo que enfrentarse. Supo priorizar la realidad social del momento a las vanidades y comodidades que el ser humano siempre ostentó de pretender. Buscar el equilibrio y compartir las necesidades es una tarea que cada uno de nosotros debemos de enfrentar, porque todos tenemos una parte de San Benito en nuestros interior. Él minimizo sus necesidades, y a la vez agudizo el ingenio, para aliviar y aprovechar el esfuerzo de los más necesitados.
Hacer un simulacro de la situación actual, puede que nos impacte, pero lo real es que podemos tener un necesitado muy cerca de cada uno de nosotros. Quizás, los tiempos que hemos vivido llenos de bonanza y bienestar, nos ha llevado a la incapacidad de reconocer nuestras limitaciones y necesidades, por el declive social que ello pudiera suponer. Primero; por la incongruencia que se provoca al mantener ciertos privilegios cuando se ha reconocido la necesidad, y seguido, por qué queremos seguir primando el exterior. El necesitado de hoy día, tiene que ser humilde y reconocer su necesidad, y la comunidad debe actuar como una familia, no solo en la ayuda de forma material, si no, en la enmienda de encauzar unas formas desestructuradas que, en cierto modo todos hemos sido culpables y conscientes de ella.

Por ello es necesario perderse en el silencio interior, para percibir la presencia de quien acompaña siempre nuestro vacilante caminar. Necesitamos hacer silencio, escuchar el silencio, si cabe. Un silencio que no es huida, sino acogida y apertura. Confiar en San Benito como hombre de Dios. Su vida está totalmente impregnada por la presencia amorosa del Creador, nos invita a descubrir la realidad última de todo lo que existe. Escuchar a Dios y hablar de Dios, es algo cada vez más vertiginoso en la sociedad actual.
Como se decía en días atrás; » No pretendas descubrir la mota en el ojo del prójimo, sin haber liberado el tuyo de la viga que soporta» o » De cuerpo presente y de mente ausente».
Esperemos que San Benito nos ayude a reflexionar sobres estas bonitas palabras y buenos deseos que acabo de expresar.
EL PRESIDENTE.
La Junta de Gobierno de la Hermandad de San Benito Abad, quiero agradecer a:
– El Grupo de Danza Infantil; su dedicación y perseverancia, así como el entusiasmo que demuestran por participar y estar siempre a disposición de los coordinadores.
– A Esteban, Gonzalo y Lorenzo; como colaboradores y coordinadores, tanto del Grupo de Danza Infantil, como de los mayores. Es digno mencionar la paciencia y el esfuerzo que realizan.
– Al Coro de la Hermandad; a estas alturas poco se puede decir de ellos-as, solo pedirles comprensión, porque poco más podemos ofrecerles. Sé que les sobra con disfrutar de la buena convivencia y armonía que impregnan en sus ensayo y actuaciones.
– A Yolanda, Andrea, Josefa, Modesta y demás hermanas que prestan su apoyo para que » El Cuarto de los Regalos», sea una actividad importante dentro de la hermandad. De hecho es suficiente con ver la afluencia que soporta en las celebraciones que desarrollan en el santuario.
– A nuestro Aytto; Alcalde y personal laboral, siempre disponibles para ofrecernos cuantos servicios necesitemos y para conseguir la mejor organización en nuestros actos.
– A la empresa FRANROQ; Ellos participan de forma desinteresada en varios de los cometidos de importancia dentro de las celebraciones. (riego del Real y entorno en Romería).
Agradecer de forma directa y personalizada a :
– Ana Domínguez y el grupo de colaboradores que le acompaña, todos sabemos quién son. Como se dice, nadie es imprescindible, pero en este caso lo comprobaremos cuando falten.
– A Manuel «Zuarez». Lo podríamos nombrar «Muñidor» de por vida. Su sitio es estar siempre cerca de San Benito.
– A Benito Rufo; Coordinador de nuestra revista. Este es un trabajo constante, donde lo puntual y concreto debe prevalecer.
– A Pepe Rico y José Mª Parrilla; Ellos ponen la enjundia y sabiduría en un apartado tan importante como es el cultural.
– A Juan Manuel Mogedas y Humberto; Su disponibilidad a prueba de cualquier tipo de imprevisto. La WEB, va tomando cuerpo y forma. Es fundamental en la sociedad actual.
– A todos los hermanos en general y en especial a los que discretamente actúan de forma sumisa y abnegada, asumiendo como única prioridad el interés general de la Hermandad.
Un recuerdo especial para:
– Todos los hermanos de las poblaciones del entorno y de forma considerada a nuestros hermanos de Los Montes.
– Para todos los hermanos, cerreños y montesinos, que por cualquier tipo de situación; personal, laboral o de enfermedad no nos han podido acompañar. Para ellos el aprecio más sincero, y nuestra oración permanente, para fortalecer su espíritu ante la adversidad.
– A todos en general, con todo el cariño y el ánimo de seguir confraternizando en beneficio de nuestra Hermandad.
SAN BENITO NOS GUIE.
LA JUNTA DE GOBIERNO.

También te podría gustar...